22 de agosto de 2016

X Festival de la Migración de las Aves

Os informamos de una nueva edición, la décima ya, del Festival de la Migración de las Aves, que tendrá lugar en el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel los días 16, 17 y 18 de septiembre.

Hemos elaborado una diverso programa de actividades para una fecha tan señalada, con un programa de charlas, puestos de observación de aves, rutas guiadas, maratón ornitológico, concurso de fotografía, concurso de fotoidentificación de aves, demostración de anillamiento científico o la representación del espectáculo CICLO, entre otras muchas actividades.

En cuanto a las charlas magistrales, arrancará el Festival el viernes 16 a las 19h con una charla impartida por el Dr. Alejandro Onrubia bajo el título "Veinte años de seguimiento de la migración de aves por el Estrecho de Gibraltar". Para el sábado 17 a la misma hora y también el Centro de Visitantes del Parque Natural está prevista la charla magistral "Recuperando un icono ambiental para las rías Cantábricas: el águila pescadora en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai" impartida por el Dr. Aitor Galarza.

Todas las actividades son gratuitas y de libre acceso, únicamente hay que efectuar reserva para las salidas en barco, maratón ornitológico y concurso de fotografía. En esta edición contamos con más de 600 € en premios.

El Festival de la Migración de las Aves es un evento organizado por la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria, por la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santoña y por Aves Cantábricas

Información y reservas en el 647 225 234 y en avescantabricas@gmail.com





17 de agosto de 2016

Culebrera europea y migración

El pasado día 12 de agosto este ejemplar de culebrera europea Circaetus gallicus permanecía atento en lo alto de este roble melojo, en la Hermandad de Campoo de Suso (Cantabria). Pocas semanas le restan ya para marcharse hacia el continente africano, al Sahel, donde pasará nuestro otoño e invierno. 

Ha comenzado ya la migración postnupcial, para mi gusto la más intensa y atractiva. Algunas especies como el milano negro Milvus migrans o el vencejo común Apus apus ya nos han abandonado prácticamente por completo, otras como la golondrina común Hirundo rustica o el alimoche común Neophron percnopterus lo harán en las próximas semanas, a lo largo de septiembre. En ese momento recibiremos la corta visita de millones de ejemplares de mosquitero musical Phylloscopus trochilus y papamoscas cerrojillo Ficedula hypoleuca que invadirán nuestros campos procedentes del norte de Europa y de camino a África. Buen viaje !!!



10 de agosto de 2016

Golondrina daúrica; colonización en Cantabria

La golondrina daúrica Cecropis daurica es una especie perteneciente a la familia Hirundinidae, como sus parientes el avión común o la golondrina común, siendo de hábitos más agrestes que esta última. Al igual que ellos su presencia en la Península Ibérica es de carácter estival, estando presente desde marzo hasta septiembre principalmente. 

Se trata de una especie de distribución africana y asiática, que se ha expandido con bastante éxito por Iberia a lo largo del pasado siglo, correspondiendo su primera cita al año 1921 en Cádiz, sufriendo su mayor expansión entre los años 50 y 80 y estando presente hoy en día en la mayor parte de España, exceptuando buena parte del norte. 

En Cantabria era un ave totalmente desconocida, recopilándose diversas citas a lo largo de la década pasada, principalmente en el sur de la región (Valderredible), pero llegando incluso ya al valle medio del Pas. En 2015 se localiza un nido bajo un viaducto de la autovía en el municipio de Molledo, en el valle medio del Besaya. Pero es en este 2016 cuando se detecta la reproducción de la especie en diversos puntos de la región alejados entre sí, como son Liendo, Arenas de Iguña y Valderredible, en la costa oriental, en el centro y en el sur de Cantabria respectivamente. En el Anuario Ornitológico de Cantabria vienen recogidas todas las citas de estos últimos años. 

El pasado 23 de julio localicé un nido (foto de más abajo) bajo un puente en el municipio de Valderredible, además de observar en vuelo en la zona al menos dos adultos y otros tantos jóvenes. 

La llegada a la Península Ibérica de especies de aves de origen africano está bien documentada y son varias las que, favorecidas por el Cambio Climático, están colonizando nuestro territorio, como pueden ser el vencejo cafre, elanio común, busardo moro o bubul naranjero entre otras. 

Nido de golondrina daúrica en Valderredible (Cantabria).



2 de agosto de 2016

Chorlitejo mongol grande en Santoña

El pasado domingo 31 de julio por la tarde, Iván Sarabia descubrió un ejemplar de chorlitejo mongol grande Charadrius leschenaultii en Santoña, en concreto en el antiguo cerrado de acuicultura, en uno de los islotes frente al observatorio de La Arenilla. Rápidamente la noticia corrió como la pólvora por el wathsapp y las redes sociales, al ser una especie con muy pocos registros en España. 

Ayer lunes 1 de agosto, aprovechando que tenía que acercarme por Santoña, lo busqué durante la pleamar de la tarde, aunque en un principio había marchado asustado por la presencia de un helicóptero de la Guardia Civil, que por allí estaba en vuelo bajo (cosas de la autoridad). Finalmente el ejemplar en cuestión apareció a la segunda intentona y pude disfrutarlo en compañía de algunos amigos y conocidos (Clemente Álvarez, José Portillo, Javi Elorriaga...). 





El chorlitejo mongol grande es un ave limícola de la familia Charadriidae, que se reproduce en áreas desérticas y semidesérticas desde Turquía hasta Mongolia y el lago Baikal en Asia central, teniendo su área de invernada en el sur de África, sur de Asia y Australia. En Europa occidental es una especie considerada Rareza, con algunas citas principalmente en Irlanda, Gran Bretaña o Francia. En España hay al menos dos citas anteriores, de agosto de 1993 y de agosto de 1996 ambas en el Delta del Ebro. 

Un dato de interés y que ha comunicado Killian Mullarney a Daniel L.Velasco, es que este ejemplar en cuestión (un macho), parece ser el mismo individuo que se viera por él en Tacumshin (en el SE de Irlanda) el pasado día 20 de julio, gracias a un característico diseño que presenta en la cabeza y que se ha podido comparar por medio de fotografías en ambos lugares de observación. 



29 de julio de 2016

Un amanecer cualquiera... o no

Domingo 3 de julio, amanece en Cantabria con el cielo despejado, día de verano en la Cordillera Cantábrica. A las 6:45 h tomo posición en el borde superior forestal para prospectar las brañas y matorrales a mayor altitud.

Numerosas hembras de ciervo rojo Cervus elaphus se reparten por buena parte del territorio, algunas de ellas seguidas de sus crías. Dos machos de corzo Capreolus capreolus joven y adulto, ensayan combate en esta época de celo para ellos. También el zorro rojo Vulpes vulpes está activo con estas primeras luces, detectando hasta tres ejemplares adultos, uno de ellos una hembra que llega finalmente a su cubil, en cuyas proximidades le esperan dos cachorros con muchas ganas de jugar. 




Todo transcurre con normalidad, los actores de la obra Cantábrica interpretan su papel, el papel de la supervivencia. De pronto, a las 7:16 h detecto un grupo de cuatro hembras de ciervo rojo que permanecen inmóviles, mirando fijas hacia un punto próximo. Allí está un lobo ibérico Canis lupus signatus que también las observa con atención, como estudiando sus posibilidades. Después de unos instantes parece darse cuenta de que no tiene opción y desciende por el pernal tranquilamente, momento que aprovechan las ciervas para alejarse corriendo. El cánido se detiene a rascarse y tranquilamente sigue caminando ladera abajo hasta una pequeña braña en donde cambia de rumbo, avanzando entonces a derecho por una ladera cubierta de matorral bajo, hasta que a las 7:29 h le pierdo de vista cuando ya iba a llegar a una zona forestal. 

El reclamo de un picamaderos negro Dryocopus martius ladera abajo y el lance de caza de un joven halcón peregrino Falco peregrinus ponen el broche a este bonito amanecer.

23 de julio de 2016

Sistema Ibérico, 2ª parte: Serranía de Cuenca

Continuamos con el reciente viaje por tierras del sector sur del Sistema Ibérico. El jueves 30 de junio pasamos desde Albarracín (Teruel) a la provincia de Cuenca, para visitar la Serranía de Cuenca y la popular Ciudad Encantada. Antes, aún en la provincia de Teruel, visitamos el nacimiento del río Tajo, donde un total de 4 ejemplares de alimoche común Neophron percnopterus sobrevolaban el lugar, que se suman a las otras dos aves (adulto y subadulto) que habíamos visto de camino pasado ya Frías de Albarracín.




Nacimiento del río Tajo en la confluencia de las provincias de Teruel y Cuenca.




Numerosos ejemplares de rana común Pelophylax perezi habitaban en el lugar.




Hay que destacar el alto grado de naturalidad y valor paisajístico de la Serranía de Cuenca, con extensos bosques de coníferas, principalmente pino negral o salgareño Pinus nigra y también algo de pino silvestre Pinus sylvestris y espectaculares cortados calizos.

Tras visitar el pueblo de Tragacete nos vamos al nacimiento del río Júcar. En el camino de acceso nos cruza delante del vehículo una víbora hocicuda Vipera latastei.




De allí después de comer nos trasladamos a visitar la Ciudad Encantada, un lugar donde las rocas forman figuras de todo tipo, producto de la erosión. De camino vemos una hembra de ciervo rojo Cervus elaphus junto a la carretera.






A lo largo del recorrido fueron muy abundantes los ejemplares de lagartija ibérica Podarcis hispanica.




De regreso a Albarracín hacemos una parada en la laguna de Uña, donde sobrevolaban varios ejemplares de vencejo real Tachymarptis melba.



11 de julio de 2016

Sistema Ibérico, 1ª parte: Sierra de Albarracín

Del 28 de junio al 2 de julio he estado en compañía de Silvia, Neco y Dana en el sector más meridional del Sistema Ibérico, en concreto en la Sierra de Albarracín y en la Serranía de Cuenca, a donde acudimos el día 30. Nuestro campamento base estuvo en el bonito pueblo turolense de Albarracín. Aunque ha sido un viaje de relax y turismo hubo también tiempo para disfrutar de la naturaleza.




El miércoles 29 de junio hicimos un recorrido por la Sierra de Albarracín, disfrutando de algunas observaciones interesantes en el círculo Noguera de Albarracín, Orihuela de Tremedal y Bronchales. El hábitat estaba compuesto por extensos pinares de pino silvestre, con algunos sectores con encina, roble melojo, enebro común y sabina albar. También roquedos, zonas de cultivo de secano en el fondo de los valles y algunas áreas deforestadas y con roquedos. 

En Tramacastilla un grupo de buitre leonado Gyps fulvus permanecía atento desde las copas de los árboles, seguramente atraídos por la presencia de alguna carroña próxima. Un águila calzada Aquila pennata reclamaba desde la espesura del pinar, posada en un árbol seco.




En el puerto de Noguera pudimos observar y fotografiar las evoluciones de una pareja de águila calzada con ambos miembros de la pareja de fase clara. Más adelante veríamos otra pareja más, también con los dos miembros de fase clara, hacia el puerto de Bronchales.




Un poco más lejos una culebrera europea Circaetus gallicus sobrevolaba el lugar en busca de ofidios.




En los extensos pinares camino hacia Bronchales vimos varios grupos de piquituerto común Loxia curvirostra y también algunos ejemplares de verderón serrano Carduelis citrinella. Además de algunos mamíferos como corzo Capreolus capreolus y ardilla roja Sciurus vulgaris.




El broche a la jornada fue la observación de una pareja de águila real Aquila chrysaetos posada en lo alto de un roquedo, acicalándose el plumaje y oteando su territorio desde la cumbre.